Blog

Cómo hacer fotos para encontrar trabajo

Retrato profesional

Encontrar trabajo en época de crisis puede resultar una tarea extremadamente complicada

Los departamentos de recursos humanos de las organizaciones reciben diariamente cientos de Curriculum Vitae para cada uno de los procesos de selección de candidatos para una posición en la empresa

Un expediente brillante, contar con las competencias demandadas así como experiencia en un puesto de similares características nos sitúa junto a un gran grupo de candidatos

En semejantes circunstancias RRHH seleccionará un subconjunto de estos candidatos con los que contactarán para hacerles una entrevista

Dado que todos los candidatos cuentan con los requisitos que el cliente definió para el puesto, el siguiente criterio de corte debe ser necesariamente una valoración subjetiva del técnico de RRHH

Los técnicos de recursos humanos son personas como tú y por tanto están sujetas a valoraciones personales. Como hemos visto en este punto nos encontramos a una persona que debe elegirte de entre un montón del que tienes que sobresalir de alguna manera

Retrato profesional

En todo Curriculum Vitae de un candidato figura una fotografía que habla de nosotros y que le muestra cómo somos a la persona que nos va a elegir. Nuestra imagen nos define y abre un dialogo por nosotros que todavía no hemos tenido la oportunidad de interactuar en persona

Nuestra imagen habla por nosotros y transmite muchísima información muy rápidamente a quien la está viendo: muestra aspectos básicos como nuestra edad, sexo y raza pero también otros mucho más sutiles y abstractos tales como proactividad, inteligencia, seguridad o capacidad social

Si no crees que una fotografía pueda contener tanta información sobre ti haz un experimento corto, mira durante cinco segundos la fotografía que encabeza este artículo, ahora date la vuelta e imagina que es la fotografía de un nuevo compañero de trabajo, intenta describirle a otra persona como es la persona de la que has visto brevemente su retrato y te darás cuenta de que tú mismo incluyes algunos de estos términos en tu descripción

Cómo podemos entonces ser capaces de dotar al retrato de todos estos rasgos positivos de los que lo queremos imbuir, o de otra manera cómo podemos ser capaces de hacer un retrato nuestro que venda nuestras mejores cualidades

Un buen retrato profesional para acompañar un Curriculum Vitae o bien un perfil en Linkedin siempre tiene una serie de características comunes además de otras que son específicas de cada puesto al que estemos optando. Aquí puedes ver ejemplos de retratos para el Curriculum o para Linkedin y aquí puedes encontrar ejemplos de por qué las fotos que publicas en las redes sociales tienen impacto en tu busqueda de empleo, también puedes consultar esta otra referencia para mejorar tu fotografía en linkedin

Rasgos comunes

Limpieza: cuando miramos el retrato no encontramos ningún elemento que capte la atención más que la propia persona, por lo que optaremos por un fondo liso siempre que podamos

Retrato profesional

Vestuario elegido: nuestra indumentaria es de por sí misma capaz de cambiar nuestra apariencia acercándola o alejándola de aquella que queremos proyectar de nosotros mismos. Siempre deberíamos ser extremadamente conservadores con nuestra indumentaria, buscando un cierto clasicismo en los colores y prendas. Ya optemos a un puesto de diseñador, de directivo o de cocinero, intentamos que nuestra indumentaria sea un complemento de nuestro rostro y que no lo enmascare

Retrato profesional

Pulcritud: todo lo que mostremos en la fotografía debe trasladar el mensaje de limpieza y profesionalidad, por lo que deberemos ser especialmente escrupulosos en este sentido. La ropa debe estar recién lavada y planchada, al igual que nuestra piel y pelo que deben aparecer perfectos

Empatía: tal y cómo hemos visto nuestro retrato va a ser nuestra primera carta de presentación por lo que siempre deberemos resultar agradables. Cuando nos presentan a alguien posiblemente estrechemos su mano o bien le demos dos besos, pero lo que siempre sucederá es que le sonreiremos. Debemos pensar que la primera vez que alguien vea nuestro retrato debe sentir que le estamos dando la bienvenida y estrechando su mano

Por Jorge Bañobre – jorgebanobre@elestudiodeblanca.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *