Blog

Fotos de bebe – ¿Cómo hacer mejores fotos de tu bebe con lo que tienes en casa? – Tutorial DIY (los 10 mejores consejos)

Foto de bebe adorable

Aquí os dejamos un enlace al fichero pdf con el tutorial por si queréis descargaroslo (os aconsejamos la lectura de este tutorial desde el pdf) DIY – bebes

Aquí os ponemos el texto integro

Fotos de bebe

¿Cómo hacer mejores fotos de tu bebe con lo que tienes en casa?

Tutorial – DIY (Los 10 mejores consejos)

En este tutorial os ofrecemos valiosos trucos para mejorar las fotos que hacéis a vuestro bebe

Si encontráis que seguir los 10 pasos es demasiado para vosotros es más que probable que tengáis razón y no dudéis en coger sólo aquellos que os resulten posibles, aplicando solamente dos o tres de estos pasos ya conseguiremos grandes mejoras

A continuación os adelantamos una relación de los 10 pasos

La edad del bebe
El escenario
La hora y la luz
¿Dormido o despierto?
La indumentaria
Los complementos
Los encuadres y las poses
Sólo o con los papas
El equipo fotográfico
Mejorar la foto

La edad del bebe

Cada periodo en la vida de tu bebé está caracterizado por las diferentes capacidades que este va desarrollando

Anticiparnos al comportamiento de nuestro bebe nos permitirá saber qué tipo de fotos podremos conseguir

Periodo del 1º – 3º mes

La actividad de tú bebe es limitada: come, duerme y llora principalmente durante el primer mes. Moverá los ojos en dirección a la luz, así como brazos y piernas ante un sonido fuerte, se chupará el pulgar y seguirá con atención el movimiento de objetos de colores brillantes

Por tanto el tipo de fotos que debemos esperar de este periodo son aquellas en las que o bien tenemos al bebe en brazos o bien en las que esté reposando sobre una superficie estable

Profundizaremos en los aspectos más sensoriales tales como los sentimientos y cariño que inspira y que le damos, su cara y cuerpecito, así como en su ropa y complementos. Ya este despierto o dormido, y en brazos o reposando podremos trabajar estas facetas por igual

Periodo del 4º – 6º mes

Sostiene la cabeza, sujeta y mueve objetos que se lleva a la boca, ríe a menudo, se mira los pies que también se lleva a la boca, balbucea mucho

Dado que el bebé ya se sostiene y es capaz de girarse deberemos plantear estas fotos con mucha mayor atención, será muy recomendable contar con un ayudante que reposicione al bebe y que vigile que no se caiga

Alternaremos por igual momentos estáticos como los del primer periodo con momentos con mayor dinamismo por lo que tendremos que estar más preparados para captar todos estos comportamientos

Periodo del 7º mes – 1º año

Se mantiene sentado, tiene miedo a los desconocidos, le encanta jugar en el suelo, empieza a gatear, tirar cosas y buscarlas, se pone de pie solo, saluda con la manita, aporrea objetos, comienza a andar solo

Nuestro bebe ha adquirido ya muchos grados de libertad en sus movimientos por lo que deberemos adaptarnos y optar por un entorno en el que pueda moverse

Nos centraremos en su actividad y aprovecharemos los momentos en los que realiza actividades como estar cogiendo sus juguetes

 

El escenario

Con escenario hacemos referencia a todo aquello que ves en la foto y que no es tu bebe o los otros protagonistas de la foto como pueden ser sus papas o bien los complementos que hayamos decidido incorporar

El escenario es posiblemente el elemento que menos cuidamos y que más nos aleja de obtener fotos chulas y cuidadas

Hagamos un experimento, apunta con tu cámara a tu bebe y hazle una foto, ahora cuenta cuantos elementos diferentes al bebe y sus complementos aparecen en la fotografía. Seguramente encontraras minicuna, sillas, mesillas, lámparas, cambiador, televisión, y una larga lista de elementos que interfieren con nuestro escenario y que están robando atención al bebe y ensuciando la fotografía

Por lo tanto, antes de hacer una fotografía de un bebe tenemos que planificarnos, no es difícil no te preocupes. Lo primero que necesitamos es adaptar nuestro escenario al periodo de edad de nuestro bebe

Mi escenario favorito para un bebe del periodo de 1 a 3 meses y del segundo periodo de 4 a 6 meses es sin ninguna duda vuestra cama de la pareja. Vamos a utilizar la cama como si se tratara de un estudio fotográfico. Para preparar el escenario tenemos primero que identificar qué elementos vamos a utilizar y cuales debemos apartar

En el caso de que vuestra apartamento sea interior y no podáis contar con luz natural podéis subsanarlo de dos formas: la primera y mi favorita es que le pidáis a algún amigo o amiga con una habitación con ventana que podáis realizar las fotos en su casa y la segunda pero que requiere mayores recursos técnicos consiste en la utilización de un flash externo que nos permita rebotarlo contra el techo

En el siguiente diagrama vemos un esquema de vuestra habitación con las mesillas, la cama, el armario en marrón y la ventana en amarillo. Como hemos visto utilizaremos la cama para sostener al bebe, al que colocaremos en el centro para evitar que pueda caerse y nosotros con nuestra cámara nos colocaremos entre la ventana y la cama

Si no somos capaces de colocarnos entre la ventana y la cama tendremos que hacer hueco quitando la mesilla del lado contrario a la ventana y desplazando la cama hacia el sentido opuesto. Si tu ventana no está en la posición que señalamos sólo tendrás que pensar que tu siempre tendrás que posicionarte entre la ventana y el bebe que estará en el centro de la cama

Hemos de asegurarnos de que todos los elementos que podamos ver entre la cama y el armario y que nos estorbarían deben ser retirados, al menos aquellos que pudieran aparecer en la foto

Como escenario para el periodo del 7º mes al año recomiendo salir de casa y utilizar el parque, localizando una pradera de hierba grande y despejada y situarnos lo más rodeados de hierba que podamos. Utilizar una manta o jarapa grande y sencilla en tonos crudos puede darnos mucho juego. Es muy difícil contar con una estancia suficientemente grande y despejada para poder acomodar y permitir que nuestro bebe se mueva con libertad en casa

La hora y la luz

El tipo de iluminación que utilicemos en nuestras fotografías influirá decisivamente en el resultado

Para fotografíar bebes el flash del móvil o el que viene con la cámara son una mala opción y deberemos evitarlos. En su lugar vamos a utilizar principalmente la luz natural

La luz del sol ayuda a crear fotografías preciosas en las que tanto el escenario como el bebe estarán bien iluminados, obtendremos un efecto natural y está siempre disponible (de día, claro está)

Para conseguir bonitas fotografías utilizando la luz natural deberemos seguir una serie de recomendaciones que nos ayudarán a evitar algunos efectos indeseados

Vamos a explicar cómo utilizar luz natural según el escenario elegido, ya sea este vuestra habitación o bien el parque.

Escenario habitación con luz natural

Como hemos visto en el apartado de escenario vamos a situar a nuestro bebe en el medio de la cama de nuestra habitación, y nosotros nos colocaremos con la cámara entre la ventana y la cama

En función de la orientación de nuestra habitación (norte / sur / este / oeste) y de la hora del día, observaremos que el sol directo entra por la ventana durante todo el día, no entra, entra sólo por la mañana o sólo por la tarde

El sol directo y sobre todo cuando incide sólo sobre partes de nuestro bebe y del escenario y otras quedan en sombra es indeseable porque las cámaras no pueden sacar bien la foto y tendremos partes muy oscuras que casi no vemos y otras que posiblemente estén demasiado brillantes

Para evitar el problema de zonas de luz y zonas de sombra, nos valdrá con tener unos visillos traslucidos que echaremos totalmente, de esta forma contaremos con todo lo bueno de la luz natural sin sus inconvenientes

Si no contamos con visillos traslucidos podremos elegir la hora del día en que la luz del sol no incida de manera directa sobre nuestro bebe o nuestro escenario

Si nuestra orientación nos lo permite la mejor hora para realizar fotografías a un bebe es por la mañana entre las 8 y las 11, siempre teniendo en cuenta que ya haya amanecido

Si no encontramos la hora en que se den las adecuadas condiciones de luz podremos valorar el escenario con flash

Escenario habitación con flash

Estamos ante este escenario o bien porque nuestro piso es interior o bien porque siempre tenemos luz de sol directa sobre zonas de nuestra habitación
Para poder realizar este escenario es conveniente disponer de una cámara de fotos réflex con un flash externo que nos permita rebotarlo en el techo

Asumo que si tienes este cámara réflex y flash externo sabes cómo utilizarlo técnicamente por lo que no entraré en detalles. Nuestro objetivo es conseguir que la luz natural quede anulada bajando la persiana y realizar las fotos con la única luz del flash rebotado en el techo o preferiblemente en una pared lateral en el caso en que sea blanca. Puedes dejar encendida la luz de la mesilla para poder enfocar

En el caso de que sólo tengas un móvil o bien una cámara sin flash externo, no te preocupes, sigues pudiendo realizar fotografías chulas a tu bebe de esta forma, sólo que como ya hemos aprendido intenta que no haya zonas con mucha diferencia entre las zonas iluminadas y la zona en sombra. Si esto no es posible cierra las persianas y enciende la luz del techo y de las mesillas y configura el flash para que no salte (hay que elegir la opción del rayo tachado) y procura que siempre llegue luz a la cara de tu bebe moviéndole en un sentido u otro

Escenario parque

Los parques son lugares abiertos con mucha luz y un sinfín de elementos bonitos que podemos utilizar en nuestro escenario, que nos permitirán hacer bonitas fotografías

Una vez en el parque deberemos buscar dos escenarios principales que nos servirán para sacar mejores fotografías en función de la hora del día

Una pradera de hierba despejada y llana en la que podamos estar relativamente sólos es un buen punto de partida, sobre todo si nos hemos traído una jarapa de tonos crudos que desplegaremos sobre la hierba y donde sentaremos a nuestro bebe

Al igual que vimos en el escenario habitación, tenemos que intentar que en nuestra fotografía no aparezcan otros elementos indeseados, cuantos menos elementos más atención tendremos en nuestro bebe

Las horas ideales para fotografíar en una pradera de hierba a cielo abierto son las dos primeras de la mañana y las dos últimas por la tarde

Si el sol está muy alto en el horizonte vamos a tener dos problemas, el primero es que proyectara sombras de las cejas en los ojos del bebe por lo que no le veremos sus ojitos y además dada su intensidad el bebe tendrá los ojitos entrecerrados. Si es la única hora a la que podemos, tendremos que asegurarnos en activar el flash de nuestra cámara o bien utilizar el segundo escenario que nos permitirá bonitas fotos en las horas centrales del día

El segundo escenario se encuentra debajo de los árboles o bien en cualquier zona de sombra amplia. Siempre hemos pensado que en sombra las fotografías salen con poca luz pero esto no es así, de hecho en sombra obtendremos una luz muy bonita, de igual forma que si hacemos fotografiamos un día nublado

Tendremos que tener en cuenta que si ponemos a nuestro bebe cerca del tronco del árbol, el bebe deberá mirar hacia donde no está cubierto, la zona de luz desde donde estaremos fotografiando

Si estamos en la primera o ultima hora del día podremos fotografiar con el bebe mirando en dirección al sol dado que está luz no le molestará en los ojos ni le provocará sombras, siempre orientaremos su cara hacia la luz y nos colocaremos con la cámara de espaldas al sol teniendo en cuenta que nuestra sombra no le tape

¿Dormido o despierto?

Fotografiar bebes con pocos meses se convierte con frecuencia en una tarea que requiere de mucha paciencia, deberemos concienciarnos que vamos a dedicar entre dos y tres horas a nuestra sesión fotográfica y elegiremos un día y hora en la que podamos dedicar este tiempo de forma continua

Cómo bien sabéis los bebes comen, duermen y se despiertan de una manera no demasiado predecible, aun en los casos de bebes muy buenos y que tienen un ritmo muy estable, seguramente acabemos alterándoles debido a tanta manipulación

Con objeto de conseguir que nuestro bebe esté lo más tranquilo posible, siempre intentaremos plantear nuestra sesión fotográfica al terminar de comer y una vez ya dormidito. Empezando con el bebé dormido será más fácil porque podremos colocarle en la posturas que nos interesen y este las mantendrá con mayor facilidad

Siempre hemos de buscar que la habitación que utilicemos como escenario este a una temperatura agradable para nuestro bebe. Si queremos hacer fotografías de nuestro bebe sin ropa y la habitación no está más caliente de lo que es agradable para nosotros, conseguiremos que el bebe se sienta incómodo y se ponga a llorar. Un calefactor será muy adecuado en los meses fríos

Como consecuencia de la manipulación con el bebé dormido este se despertará y seguramente llore, por lo general las fotografías con el bebe llorando no son bonitas, por lo que tendremos que conseguir que se vuelva a calmar. Para conseguir relajar al bebe seguiremos varias estrategias en función de lo que creamos que necesita, posiblemente le cojamos en brazos y le mezamos, posiblemente le demos más pecho o bibe por si se ha quedado con hambre o cualquiera que sea vuestro ritual mágico

Estos momentos en que alguien mece al bebe o bien le está alimentando son momentos de oro que nos proporcionarán preciosas fotografías. Si la persona que está con el bebe se sitúa con los visillos a su espalda algo separada , ya sea sentada en la esquina de la cama o bien de pie con el bebe en brazos y deja que la ternura se manifieste, juntando lo más posible la carita del bebe a la suya, con besitos, caricias o simplemente mirándole

Una vez el bebe ya se haya calmado buscaremos otras tomas aprovechando que ya está despierto y que podremos ver sus ojitos y sus expresiones

Como podréis imaginar tendremos que repetir este proceso de bebe dormido, bebe inquieto y bebe tranquilo y despierto varias veces en función del día o de cómo sea tu bebe

La indumentaria

La ropita del bebe es por supuesto algo muy personal y responde bastante a la personalidad y gustos de sus papas, no obstante hay algunas recomendaciones que son útiles de una forma bastante amplia

Cuando retratamos bebes de meses es ideal trabajar con ellos solamente con el pañal y un cubrepañal bonito preferiblemente en tonos pastel: blanco, crudo, rosita y azul clarito son tonos que siempre aportan dulzura y combinan a la perfección con la piel del bebe, los tejidos preferibles algodón o pique si somos algo más clásicos, son siempre una apuesta segura

Cuando utilicemos un cubrepañal para nuestro bebe deberemos verificar que es de su talla porque los bebes crecen muy rápido y casi duplican su peso cada tres meses, por lo que puede que les queden demasiado grandes o pequeños y eso creará una imagen descuidada en la fotografía

Otros accesorios que combinan a la perfección con el bebe desnudito con su pañal y cubrepañal son los gorritos. Los gorritos más bonitos son los de crochet, que actualmente se realizan con todo tipo de formas y colores y seguro que encontrareis alguna que se adapte a vuestro gusto. Si buscais en google “gorritos de crochet para bebes” encontrareis muchísimas opciones

Una vez ya hayamos realizado suficientes fotografías del bebe desnudito con y sin su gorrito, tal vez nos apetezca utilizar algunas prendas que tengan especial significado para nosotros ya sea porque nos las hayan regalado o porque nos encanta como le quedan

Nuestro gusto personal nos llevara a un estilo u otro, pero lo que siempre tendremos que tener en cuenta es la búsqueda de la armonía entre la ropa del bebe y las mantitas sobre las que estará el bebe. Como norma general siempre buscaremos los tejidos más dulces y los colores más neutros posibles, las típicas toquillas grandes nos pueden ayudar mucho

Siempre intentaremos que el área donde repose el bebe esté totalmente cubierta con mantitas con temática bebe y si puede ser que estén bien colocadas, evitando arrugas siempre será mejor la apariencia con ellas estiraditas y tendremos que ir verificando esto con relativa frecuencia, recordemos que todo lo que aparece en la foto tiene que estar colocado a conciencia

Otro punto en el que es importante fijarse es el del color de vuestra colcha y de la pared que se verá detrás de vuestro bebe, si tenemos una colcha de colores vivos que no conseguimos tapar con las mantitas y aparece en la foto deberemos retirarla dejando en su lugar una sábana blanca por ejemplo, si la pared tuviera colores muy fuertes y oscuros podremos poner una sábana o manta de tonos neutros enganchada en el final de la cama y que suba por ejemplo hasta una tabla de planchar de forma que improvisemos un fondo claro

Los complementos

Por una parte utilizaremos una serie de complementos que tienen como objeto colocar al bebe en una postura visualmente agradable, cojines, almohadas o mantitas dobladas introducidos bajo la mantita sobre la que reposa el bebe nos permitirán crear pequeñas montañitas que servirán para elevar su cabecita por ejemplo

El calentador de aire que como hemos visto nos permitirá tener un ambiente cálido en las fotos en las que el bebe esté desnudito
Por otro lado tenemos los complementos estrictamente estéticos que podemos utilizar para realizar una composición con el bebe, en esta categoría encontraremos los peluches, cojines con formas, mantitas tipo pelo largo de oveja, una cesta de mimbre fuerte en la que podamos acomodar al bebe sobre unas mantas dobladas que hagan de colchoncito, coronas de flores de tela, sonajeros, y hasta una mascota si tenemos en casa

De cualquier forma debemos tener en cuenta que ser extremadamente prudente en el uso de complementos nos permitirá como norma general, centrar la atención de quien ve la foto en nuestro bebe, que es en sí mismo adorable y todo en el provoca ternura, es capaz de expresar multitud de gestos, detalles como sus pies o sus manitas que nos enamoran nada más verlos

En el caso de que estemos haciendo fotografías en el parque cuando los bebes ya son algo mayores, podremos ser mucho más exagerados en la ropa que admitirá colores más vibrantes y en los complementos, si dejamos volar nuestra imaginación encontraremos muchas alternativas divertidas, tales como los fulares de colores vivos, balones de colores, sus juguetes más coloridos

Los encuadres y las poses

Entendemos por encuadre todo aquello que aparecerá en nuestra fotografía. Como sencilla norma general diremos que menos es más y que deberemos asegurarnos que todo lo que aparece en el encuadre es significativo para la belleza de la foto final o bien deberemos tratar de quitarlo
Quitar elementos del encuadre se puede realizar eliminando dichos elementos o bien haciendo un encuadre más estrecho que permita que haya menos elementos. Conseguiremos reducir el encuadre utilizando el zoom de nuestra cámara o bien acercándonos con nuestros pies al sujeto retratado

Siempre tendremos cuidado cuando nos acerquemos con nuestra cámara al sujeto sobre todo cuando estemos utilizando un móvil porque el tipo de lente está diseñada para escenas amplias y cuando la acercamos mucho al sujeto al retratar sin hacer zoom, distorsionara las proporciones y acabaremos haciendo personas con apariencia de cabeza de pez

Como norma general cuando utilicemos un móvil deberemos intentar que el plano de la pantalla del plano sea paralelo al plano del sujeto, evitando en la medida de los posible inclinar la cámara desde arriba o desde abajo, lo ideal es que la cámara esté a la altura de los ojos de nuestro bebe

En nuestro proceso de simplificación podremos optar por no sacar todo el bebe completo en el encuadre, recortar y sacar sólo determinadas partes les proporcionará mayor fuerza y centrará nuestra atención en ellas. Un plano de su carita y su pecho, de sus ojitos y nariz, de sus piececitos o manitas, todos son ejemplos de recortes muy expresivos

Las poses que perseguimos serán aquellas que nos permitan observar estos rasgos que queremos señalar. Es normal que el bebe de por sí mismo adopte posturas que no nos permiten observar por ejemplo su carita. Hemos de colocar al bebe en las posturas que nos interesen pero siempre respetando su seguridad

En las revistas y fotografías de bebes que podemos encontrar por la web veremos a bebes muy pequeños en posturas imposibles para su edad, tendréis que tener en cuenta que muchas de estas posturas no son reales sino montajes realizados con photoshop, se sujeta la cabeza del bebe con los dedos de los papas por los lados y luego se eliminan los dedos en un postproceso con photoshop. No intentéis estas poses de manera natural sin recurrir a las técnicas mencionadas

Podremos no obstante realizar múltiples poses que aun siendo naturales están dotadas de una gran belleza. Todas aquellas en que nuestro bebe está en brazos de su papa o de su mama siempre funcionan muy bien, cuanto más cerca estén vuestras caras mejor, acercad su carita a la vuestra y haced un encuadre estrecho, no os arrepentiréis
Podéis poner una colcha de tonos neutros en el medio de la cama y debajo poner una montañita algo elevada con una almohada y cojín o con esos cojines tipo donut. Poned al bebe con sus brazos y carita sobre la montañita y el cuerpo más bajo, de esa forma podréis poner sus bracitos sujetando su cabeza, siempre teniendo en cuenta su edad y si está dormido o despierto. Podréis probar esta pose con el bebe profundamente dormido después de haber hecho una toma, lo que os permitirá más pruebas sin que este se ponga a llorar. La carita del bebe tendrá que estar orientada perpendicularmente hacia la ventana

Una variante de la anterior pose es meter bajo la colcha un cojín no tan alto que nos permita tumbar al bebe de lado reposando su cabecita en la almohada como si fuera un adulto. Colocaremos al bebe diagonalmente en la cama con la carita hacia la ventana como vimos anteriormente

Otras tomas que también son muy aparentes son las cenitales, con el bebe tumbado en la cama sobre la colcha pero esta vez sin ninguna almohada debajo, nos subiremos a la cama y le haremos la fotografía desde arriba. Prestad especial atención al uso del zoom dado que si no vuestros pies aparecerán en el encuadre
Hasta ahora hemos visto poses o posturas en las que el bebe aparece en solitario siendo el protagonista casi en exclusiva de la fotografía. Podremos incorporar al encuadre otros elementos que consideremos significativos, tales como los complementos que ya hemos visto anteriormente o bien la propia cuna del bebe, teniendo en cuenta buscar una composición armónica en que tanto la cuna como el bebe luzcan. Al igual que la cuna podremos utilizar cualquiera de los objetos que para nosotros tengan un especial significado y vigilando que se complementen

Sólo o con los papas

Acostumbramos a realizar fotografías de nuestro bebe solito cuando la mayor parte de las veces sería mucho más fácil conseguir buenas fotos del bebe con su papa, su mama o con los dos

En una sesión fotográfico con un bebe tendremos muchos momentos en los que el bebe se inquietará y llorará, por lo que o bien papa o mama le cogerán en brazos para calmarlo. Deberemos aprovechar estos momentos en que el bebe ya haya dejado de llorar y se esté tranquilizando para hacer bonitas fotos en brazos. Siempre intentaremos aplicar todas las técnicas ya aprendidas ya esté en la cama o en brazos

Por así decirlo las fotografías del bebe solito nos permitirán centrar mejor la atención en el, no obstante al ponerle en su contexto de bebe conseguimos que la fotografía sea más personal y nos cuente una mayor historia

Fotos con sus cositas, minicuna o cuna, cuco, portabebes, cambiador, en el gimnasio, con las personas que le quieren, todas estas fotografías diferenciarán mucho más a nuestro bebe del resto de bebes. Cuando vemos una fotos de un bebe muy pequeño todos se parecen algo. De igual forma estas fotos servirán para contarle a nuestro bebe ya convertido en un mayor, cosas chulas de su infancia

Hay muchísimas fotografías en brazos que son únicas, con el bebe al pecho y de pie junto a la ventana a contraluz. Con el bebe con su cabecita pegada a la nuestra y mirando por encima de nuestro hombro mirando a la cámara

El equipo fotográfico

Tienes una megacarachulamolonafardona cámara, genial úsala, tienes una cámara compacta, excelente úsala, tienes un móvil perfecto úsalo. Asunto terminado

Vale, esto es algo reduccionista y está claro que con determinado equipo fotográfico tendrás algunas ventajas, estoy de acuerdo, no obstante para conseguir una buena foto de un bebe considera que el aporte que se consigue con mejor equipo fotográfico es equivalente a un 10%, como hemos visto el 90% restante se consigue con una adecuada planificación

Entendiendo esto si quieres adquirir material específico puedes utilizar por una parte lentes luminosas para tu cámara réflex: un 50mm o un 85mm f1.8 si tienes fullframe o bien un 35mm o un 50mm en formato APS-C te ayudarán a realizar un bonito desenfoque y a poner toda la atención en el protagonista de la imagen. Una lente 50mm f1.8 te costará poco más de 100€ y será la mejor inversión en material fotográfico que hagas nunca

Un flash externo te ayudará a rebotar la luz en el techo y por tanto a conseguir una luz suave que siempre resulta favorecedora para retrato y mucho más cuando hablamos de bebes. Hay marcas chinas que venden flashes de altísima calidad por una cuarta parte del coste de sus homólogos de las marcas principales, cómprate un Yongnuo

Mejorar la foto

Ok, has seguido algunos de los pasos de esta guía y has conseguido unas fotografías de lo más chulas de tu bebe ¡Felicidades! Ahora nos queda mejorarlas un poquito haciendo lo que denominamos postproceso

El postproceso es una técnica que te servirá para centrar más aun la atención sobre el sujeto principal, pero debes tener en cuenta una cosa, si miras la foto sin postprocesar y no te gusta mucho no esperes mejorarla gran cosa, sin embargo si la foto es chula casi cualquier cosa que haga con ella funcionará

A día de hoy seguro que ya has hecho un postproceso mil veces aplicando filtros con el instagram, no obstante deberemos ser algo conservadores en el uso de estos filtros tan agresivos cuando intentemos mejorar la foto de un bebe

Sin importarnos como hayamos hecho la fotos, ya sea con una cámara réflex, una compacta o bien con un móvil, deberemos intentar pasar esta foto al ordenador para poder procesarla con mayor comodidad. Si hacemos estos retoques desde el móvil o directamente en la cámara habrá muchas cosas que hagamos que pensaremos que están muy chulas al verlas desde la pequeña pantalla y que luego al verlas en grande o bien impresas nos llevemos una decepción

Una vez tengamos la fotografía a retocar en el ordenador podremos utilizar cualquiera de los programas de retoque fotográfico que existen en el mercado, hay muchos, desde el clásico photoshop (caro y complicado), lightroom (carete y complicadillo), gimp (como photoshop pero gratuito aunque también complicado). La mejor opción por su sencillez, potencia y por su gratuidad es el Picasa de Google, instálalo si no lo tienes ya

Los retoques más importantes que deberemos realizar a nuestra fotografía son los siguientes: recortar la fotografía para dejar fuera lo que no sea el motivo principal o los complementos que nosotros queremos que estén, enderezar la foto si está torcida dado que una foto torcida a no ser que nosotros lo hayamos buscado da sensación de desequilibrio, aumentar el brillo (así llaman a subir la exposición en picasa) si la fotografía esta algo falta de luz, muy importante el selector de color neutro (el balance de blancos) que nos permitirá cambiar la fotografía si nos ha quedado muy fría o demasiado cálida por la luz, con la herramienta sombras podremos dar un poco de fuerza a las sombras si la imagen hubiera quedado muy plana aportando sensación de tridimensionalidad

Fotos y texto: Jorge Bañobre – El estudio de Blanca

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *